Areas de Formación

 

Una formación estructurada según las dimensiones de la persona.

La formación que debe recibir el candidato a la ordenación presbiteral abarca toda la persona; es una formación integral que, sin poder separarse en áreas diferentes, sí puede estructurarse según las distintas dimensiones que integran la persona del futuro presbítero[1].
Según esto, "toda la vida del seminario, en sus más diversas expresiones, está intensamente dedicada a la formación humana, espiritual, intelectual y pastoral de los futuros presbíteros; se trata de una formación que, aun teniendo tantos aspectos comunes con la formación humana y cristiana de todos los miembros de la Iglesia, presenta contenidos, modalidades y características que nacen de manera específica de la finalidad que se persigue, esto es, de preparar al sacerdocio"[2].

[1] PFSSM 47.
[2] PDV 61b. PFSSM 13 apunta también que “toda la vida del Seminario está dedicada a la formación humana, espiritual, intelectual y pastoral de los futuros presbíteros en régimen de vida comunitaria”.

DIMENSIÓNES

DIMENSIÓN HUMANA
Jueves, 30 de Junio de 2011 12:54

Objetivo general

Fomentar las cualidades humanas necesarias para la formación de personalidades equilibradas y maduras, capaces de asumir la responsabilidad propia del pastor.

Objetivos específicos

Procurar que cada seminarista vaya adquiriendo un conocimiento adecuado de su propia persona, de la realidad familiar, social y cultural que lo rodea.

Formar la mente y el carácter para que sea capaz de asumir seriamente la responsabilidad que le fuera encomendada. Propiciar una madurez afectiva que asuma de forma madura la sexualidad, el celibato y el amor a todos como modos para vivir el sacerdocio.

Fomentar el sentido social y comunitario de relación con los demás e integrarlo en el proceso de maduración personal. Favorecer la toma de decisión libre y responsable hacia la opción vocacional al ministerio ordenado.

Medios, que por ahora se viven en los distintos seminarios: Cd. Obregón, Tijuana y la Paz.

Encuentros formativos en grupo programados por etapas.
Encuentros personales periódicos con los formadores.
Elaboración del Proyecto personal de vida.
Horario establecido que integra estudio, descanso, deporte, esparcimiento, etc.
Realización de tareas comunitarias.
Acompañamiento por el equipo de orientación psicológica.
Experiencias de encuentro con otros jóvenes.
Trabajo en grupos.

DIMENSIÓN ESPIRITUAL

Jueves, 30 de Junio de 2011 12:54

Objetivo general

Favorecer el crecimiento en la fe, el discernimiento y la consolidación de la respuesta a la vocación para que el futuro sacerdote viva desde la identidad presbiteral.

Objetivos específicos

Provocar una experiencia personalizada de comunión y amistad con Cristo, que fomente la unidad de vida.
Cultivar la espiritualidad propia del presbítero diocesano secular.
Favorecer la integración de toda la formación y de la vocación sacerdotal desde el amor a la Iglesia diocesana y universal, unidos a sus pastores.
Integrar el conocimiento y amor a la sociedad en la vida espiritual.
Valorar la liturgia y la piedad popular, así como la relación entre una y otra.
Iniciar en la vivencia de los consejos evangélicos (pobreza, castidad y obediencia).
Formar sanamente en la ley eclesiástica del celibato, para que pueda ser asumido libre y generosamente.
Incentivar el amor y el culto a la Virgen María.

Medios, que por ahora se viven en distintos Seminarios:

Ejercicios Espirituales.
Retiros espirituales en los tiempos litúrgicos de Adviento, Cuaresma y Pascua.
Encuentros personales periódicos con el director espiritual del Seminario.
Eucaristía y liturgia de las Horas comunitaria diariamente.
Culto eucarístico fuera de la eucaristía.
Oración personal diaria.
Celebración periódica del sacramento de la reconciliación.
Charlas y encuentros de formación espiritual.
Ejercicio de actividades pastorales organizadas.
Celebraciones y oraciones marianas, tanto personales como comunitarias.
Prácticas de devoción personal.
Lecturas de espiritualidad.
Trabajo en grupo haciendo estudio del evangelio, lectura creyente de la realidad, revisión de vida,….
Elaboración del Proyecto personal de vida.
Recepción del rito de admisión y de los ministeriosLaicales: Lectorado y Acolitado.

DIMENSIÓN INTELECTUAL

Jueves, 30 de Junio de 2011 12:54

Objetivo general

Propiciar la adquisición de los conocimientos teóricos necesarios del misterio cristiano y del misterio de la Iglesia para afrontar con garantía la misión propia del ministerio sacerdotal.

Objetivos específicos

Capacitar doctrinalmente para dar razón de la fe de la Iglesia en medio del mundo contemporáneo.
Procurar que la formación intelectual sea asumida con auténtico compromiso, experimentándola como un medio de profundización en la fe y de servicio a la Iglesia.
Favorecer la adquisición de hábitos, métodos e ins trumentos de trabajo que despierten el gusto por la Teología y la necesidad de una formación permanente integral.
Despertar el interés por el conocimiento de la sociedad, la cultura y el hombre contemporáneo.
Cultivar la dimensión estética tanto teórica como prácticamente: arte, música, teatro, literatura, etc.

Medios, por ahora se realizan en distintos Seminarios:

Dedicación diaria al estudio según horario.
Asistencia a las clases, con participación activa.
Lecturas adecuadas y trabajos de investigación como un modo de ampliar los conocimientos adquiridos en clase.
Participación en encuentros, cursos y ofertas que puedan producirse desde otras instancias (Diócesis, Seminarios, Organizaciones).
Encuentros formadores-profesores para hacerles partícipes de la tarea formativa e implicación en ella.
Seguimiento de acontecimientos de actualidad nacional e internacional por los medios de comunicación social y publicaciones diversas.
Asistencia a actividades de interés cultural (conciertos, exposiciones, teatro, cine,…) y realización de otras acciones con carácter cultural (videoforum, lecturas literarias y biblio-forum, teatro…).

DIMENSIÓN PASTORAL

Jueves, 30 de Junio de 2011 12:54

Objetivo general

Capacitar para el ejercicio del ministerio en orden a la evangelización, la santificación y el gobierno, desde la caridad pastoral a ejemplo de Jesús Buen Pastor.

Objetivos específicos

Capacitar a los futuros pastores con los conocimientos teóricos necesarios para ejercer como guías de las comunidades cristianas y administradores de sus bienes.
Iniciar en el ejercicio de la caridad pastoral buscando lo que la Iglesia pide y lo que el hombre de hoy reclama de él en el momento presente.
Cultivar un espíritu de colaboración y corresponsabilidad con los religiosos y el laicado.
Fomentar la atención y el servicio a los más necesitados.
Posibilitar la inserción paulatina en la diócesis, conociendo su realidad y sus planteamientos pastorales, así como teniendo alguna experiencia de colaboración en parroquias o instituciones diocesanas.
Despertar el espíritu misionero ante las necesidades de la Iglesia universal.

Medios, que por ahora se tienen en otros Seminarios:

Encuentros con sacerdotes diocesanos con misión pastoral parroquial.
Estar en contacto con el caminar pastoral de la Diócesis mediante platicas y contacto con nuestro Obispo.
Charlas o encuentros organizados en el Seminario con distintos grupos, movimientos u organizaciones eclesiales.
Organización de algunas experiencias pastorales según etapas.
Estudio responsable de las materias de teología pastoral.
Experiencia pastoral especial durante el período del diaconado.
Seguimiento y revisión de las experiencias pastorales.
Conocimiento de las estructuras diocesanas.